naeros (naeros) wrote,
naeros
naeros

  • Mood:
  • Music:

I'm Back!

I'm back from the Hell's Peaks! We are tired and satisfied ;)

Estamos vivos chavales =P A continuación, una explicación con bastantes fotos de la travesía (muchas, así que cargará lento =P)



Bueno, nuestra travesía seguía el plan que había comentado ya David, es decir, salir de Sallent de Gállego, ir al refugio de Respomuso y dormir, cruzar los Picos del Infierno por el Collado del Infierno (nótese los nombres halagüeños) hasta el refugio del Balneario de Panticosa y dormir, y el último día hasta Sallent de Gállego.

Así que salimos el Domingo a las 11 de la mañana hacia allá Dani, Ion, Carlos, David y yo (salimos a las 11 porque Dani tenía cena el sábado, perrete =P). Llegamos sobre la 1 y media a Sallent.
Vemos ya nuestro destino!
Se ven las montañas y nuestro destino!

Así que cogemos nuestras mochilacas y avanzamos por la GR-11 siguiendo las indicaciones de unos amables lugareños xD.
El calor es bastante intenso así que paramos cada poco rato a beber agua (yo llevaba 3 litros, juas). Tras una hora de camino con cierta subida llegamos a una gasolinera, que tras pasarla vemos un cartel que pone Formigal.
¿Formigal?
Ups
Hemos cogido la GR-11 en la dirección contraria!! Volvemos a la gasolinera.
Mierda
¿Y ahora qué hacemos?

Resulta que la reserva en el refugio era válida si llegábamos antes de las 7. Desde Sallent calculábamos 3 horas y eran ya casi las 3.
Ups
Esto pinta mal chavales

Así que tras largas deliveraciones concluímos que no tenemos tiempo. Solución: hacer la ruta al revés. Ir a Panticosa, dejar el coche y de ahí ir al Balneario.
Por depronto volvemos a Sallent y comemos con caras largas.
Comiendo
Caras largas, pero el bocata rico =)

Después de comer cogemos los coches y a Panticosa, donde los dejamos y partimos por carretera hacia el Balneario! (Con frecuentes paradas, claro)
Avanzamos!
Paradas frecuentes, que hace calor =P
La carretera es típica de montaña, pero vamos bien
Vamos al Balneario como unos campeones

Y llegamos al refugio del Balneario, donde dormimos a gusto (aunque poco porque no paramos de rajar y hacer comentarios).

-- Día 2 --

Desayunamos como campeones y salimos. El guarda del albergue es muy majo y nos indica el camino amablemente. Aprovechando el fresco de la mañana afrontamos la fuerte subida inicial.
Vista del Balneario
Tras subir un rato ya tenemos una bonita vista del Balneario

La subida tiene mucha pendiente y a pesar de no haber salido el sol estamos ya sudando y cansándonos rápidamente, pero es sólo el principio y vamos a ser imparables!
Dani se luce como un campeón xD
Las cascadas y los riachuelos son abundantes, mola
El paisaje es impresionante
Más agua! Quién dijo sequía?
Los montes cercanos también son impresionantes
La primera subida es dura, pero el paisaje compensa =)

Tras el primer repecho llegamos a un llano que nos permite descansar un rato y de paso vemos lo que todavía nos queda. Las niebla parece campar a sus anchas en lo alto del monte, a donde nos dirigimos. Esperemos que no nos pille.
Mejor paramos un poco xD
Vamos allá arriba!
Pronto empezamos la ascensión
Después del descanso del llano podemos ver lo que nos espera

Llegamos al primer ibón (el pequeño del mapa) y en el mini refugio (una casa abandonada) nos cambiamos y comemos barritas energéticas (doping! xDD). Siguiendo el camino tenemos nuestro pequeño momento de El Hombre y la Tierra (charan charan charan chan chan, como diría mi primo xDD) y vemos una marmota! Tengo fotos pero estaba lejos y es poco más que una mancha marrón, sorry.
Avanzamos un poco y nos encontramos un montañero avezado (con 60 años ya, pero que ha estado en la Patagonia y tal) que nos indica el camino y nos dice que no es muy difícil, que si él con su edad puede hacerlo nosotros también (ay si le viese ahora xDDD)
Al mini refugio!
Vista del ibón, precioso
El primer ibón, el pequeñito

Tras charlar con el montañero (muy simpático y agradable) seguimos ruta hacia el ibón más grande, alimentado por diversos ríos de montaña procedentes de las nieves sin derretir
El ibón grande, con Carlos como conquistador xDD
Los ríos y la niebla
El segundo ibón

Después toca cruzar río (cosa que haríamos a menudo en la travesía y acabaría con las deportivas empapadas así como todos mi calcetines) y seguir a los Ibones Azules por un camino relativamente fácil sin mucha subida. A partir de ahí empezará la subida al Cuello del Infierno...
Cruzando un río, qué arte!
Los Ibones Azules a la izquierda y al fondo la subida que nos aguarda
Empieza lo más duro, la subida al Cuello del Infierno

Y llegamos a la nieve. Julio, sí, pero aquí no se derrite la nieve fácilmente, a 2400 y pico metros de altura. Vemos lo que nos espera, una subida dura por una nieve que resbala y para la que no estamos preparados. Sin embargo, la alternativa es casi peor, pues las laderas están formadas por rocas sueltas y cortantes, fruto del hielo y deshielo. Nos armamos de paciencia y subimos para arriba.
Lo que nos espera chavales...
La primera subida por nieve. A la derecha hay una preciosa caída
La nieve resbala y nos queda un cacho
Parada para tomar aire y sufrir por lo que queda
El paisaje es completamente desolado
La última subida y la más dura
Venimos del fondo del valle
La subida final? Nieve y frío nos acompañan

Tras varias paradas necesarias para descansar y con las piernas molidas llegamos al Cuello del Infierno y admiramos el ibón que hay en lo alto, a 2680 metros de altura. Es precioso e impresionante. Las laderas de alrededor son de piedra suelta y la pendiente pronunciada, pero lo que más me marca es la sensación de estar en un lugar apartado del mundo y aislado completamente de toda vida. Ahora toca ir al Cuello de Tebarray, que es más duro que el del Infierno. El camino no es muy grande y un paso en falso supone caer en un lago de agua helada rodeado de piedras afiladas.
El ibón en todo su esplendor
Hacia el collado, por el caminito tan gracioso
El objetivo, llegar al ibón, se cumple

Subir el cuello no es nada fácil. Tenemos que agarrarnos con las manos y prácticamente escalar pues la pendiente es muy muy fuerte y no hay otra manera. Una vez en el cuello el viento nos azota sin piedad. Dani y Carlos deciden subir al Tebarray (2916 m) y yo iba a acompañarles, pero empiezo a toser malamente y creo más conveniente llegar cuanto antes al refugio pues temo haberme enfriado.
Subiendo el cuello de Tebarray
Descansando antes de bajar. Por ahí, sí.
Carlos y Dani parten hacia el Tebarray
En el cuello de Tebarray las cosas no son fáciles

Ahora el problema es bajar. Un montañero que justamente pasa nos indica el camino, que nos sorprende, y nos dice que esa bajada "no se come a nadie". Je. Pues para bajarla tengo que ir arrastrando el culo y la mochila mientras me sujeto con los brazos para no caer. Además las piedras son bastante cortantes y el suelo está lleno de gravilla que resbala. Saco una foto a David y Ion mientras bajan y me la juego porque la cosa es peligrosa. Pena que no se vea bien la pendiente.
La vista desde el Cuello de Tebarray.
Foto bajando
Lo que hemos bajado arrastras
La bajadita tampoco es moco de pavo

Una vez bajado ese trocito sigo por un camino de grava bastante peligroso también (entre otras cosas por mi tendencia a caerme en grava -_-U). La bajada es fuerte y como voy despacio mis rodillas se quejan bastante, pero la administración no se hace cargo =P Atravesamos algo de nieve y básicamente sólo es bajar pero mucho rato. Además ya se ve el refugio a lo lejos, aunque no se aprecia en las fotos.
Todo para abajo
Ese punto en la nieve, David
Es como Mordor...
Mini ibón con nieve, mola
Acabaremos algún día de bajar?
La pendiente está acabando con mis rodillas, quejicas ellas
A partir de ahora es todo el rato para abajo

Una vez hemos bajado la mayor parte resulta que hay que volver a subir. Y cruzar un río que no tiene vados. Y bajar. Luego subimos. Bajamos. Cruzamos dos ríos más. Tengo toda la ropa mojada, hace frío y mi humor empeora por momentos. El refugio parece estar al lado pero no llegamos nunca!
El refugio está ahí, una cosa granate xD
¿Hemos llegado ya? Jop
Subir, bajar, cruzar río. Repetimos.

Finalmente y tras 10 horas de travesía llegamos al refugio de Respomuso. Lo único que le pido al mundo en esos momentos es una ducha caliente y dormir. Pero el destino es contrario y resulta que por 5 minutos de agua caliente hay que pagar 2,50 euros. No me he sentido tan estafado en mi vida. Al final tomamos un par de caldos (1,40 cada uno, otro timo), comemos la comida que llevábamos y a dormir.

-- Día 3 --

Nos levantamos, desayunamos en el refugio (mucho peor que en el del Balneario y mucho más caro) y partimos. La vista del amanecer desde el refugio es preciosa.
Desde la puerta del refugio
El embalse de Respomuso
El amanecer desde el refugio

Salimos a paso relajado hacia Sallent de Gállego por un camino que en teoría debería ser sencillote. Cerca del refugio hay edificios abandonados que parecen relacionados con la presa.
El refugio ya forma parte del pasado
Estructuras abandonadas
Empieza el último día

El camino en sí es sencillo y vamos a un ritmo tranquilo. Ion empieza a tener molestias en el tobillo, pero como no hay prisa vamos despacio. El paisaje es precioso.
Todavía no nos da el sol y avanzamos con buen ritmo
Carlos para a sacar una foto
Una pequeña cascada nos refresca la mañana
El verde de este paisaje contrasta con el de ayer
El camino es sencillo y es prácticamente una excursión
Vamos bajando despacio y disfrutando del paisaje.

Finalmente llegamos a Sallent. Ion no puede más con su tobillo y decidimos parar en el mismo parque que el primer día. Dado que nos quedan unos 10 km y no podemos dejar a Ion solo nos encontramos en una pequeña encrucijada. Carlos y David han de ir a por los coches y alguien debe quedarse con Ion.
Al final, y de forma unánime, decidimos que Carlos y David hagan autoestop hasta Panticosa para coger los coches y volver, mientras Dani, Ion y yo nos quedamos con las mochilas esperando.
Llegamos a Sallent con el río
De camino al parque
Llegada a Sallent.

Mientras esperamos Dani va a por pan y de paso trae unas palmeras de chocolate que están de muerte *__*. Carlos y David tienen suerte y les llevan hasta Panticosa, así que regresan en seguida. Comemos en el parque tranquilamente y disfrutamos del suave calor echándonos un ratito en la hierba. Tras el descanso cogemos los coches y volvemos a casa.
Qué bien sienta una siestecilla a mediodía en la hierba
Foto de grupo!!
Y así acabamos la travesía.



Bueno, eso ha sido todo más o menos. Estas fotos están sacadas por David y por mí, me faltan de ver las de Carlos y las de Dani todavía.
Ahora mismo me duelen las rodillas al andar, pero es un pequeño precio a pagar por el paisaje que hemos disfrutado estos dos días. Ha sido impresionante.



Y después del rollete aprovecho para mandar un saludo a toda la gente que se ha quedado aquí y he echado de menos, que sois unos cuantos ;)
Tags: fotos, travesía, viajes
Subscribe

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 7 comments