August 28th, 2006

Canción de Hielo y Fuego

Ayer terminé de leer A Feast for Crows, el 4º libro de la saga Canción de Hielo y Fuego (A Song of Ice and Fire, en inglés) de George R. R. Martin, y voy a hacer una entrada comentando un poco la saga y recomendándola.

Yo supe de ella por naerys, que me la recomendó varias veces y me dijo que leyera algo de Martin, que me iba a gustar. No vi nada en las librerías hasta que me crucé con Muerte de la Luz, una novela suya que compré y aún no he leído.
Y es que mientras tanto hoichi_genda también me recomendó la saga y me dejó el primer libro, Juego de Tronos.


A Game of Thrones


Tras un tiempo en la estantería mirándome mal, acabé por cogerlo. Y me enganchó a muerte. No tardé en pedirle a hoichi_genda el siguiente, Choque de Reyes. Y el siguiente, Tormenta de Espadas. Para cuando me di cuenta, estaba pidiendo en Amazon.co.uk A Feast for Crows.

La historia transcurre en un mundo creado por el autor, principalmente en el continente de Poniente (Westeros en inglés). Es un mundo medieval, con Señores, caballeros, soldados, guerras y muerte. No se puede contar mucho de lo que pasa en el libro sin desvelar sorpresas, así que es mejor leerlo. Como tampoco es plan de dejarlo aquí, voy a contar un poco cómo es el escenario en el que transcurre la acción.

Para empezar, lo primero que salta a la vista son las estaciones. El verano y el invierno duran años, con primaveras y otoños de unos meses. Evidentemente, en un mundo medieval sobrevivir a un invierno de varios años no es cosa fácil. El primer libro comienza en verano, uno que está siendo inusitadamente largo (llevan diez años ya), lo cual suele venir acompañado de un invierno igualmente largo...
El sistema de gobierno es feudal, con un Rey que gobierna desde el Trono de Hierro (un trono forjado a partir de decenas de espadas) y una Mano que le sirve de sustituto cuando se encuentra fuera y le ayuda con las tareas de gobierno. Aparte están las diferentes Casas, que todas deben lealtad al Trono y cada una tiene casas menores que les han jurado vasallaje también.

Uno de los temas más fantásticos que tiene el libro desde el principio es el Muro, la frontera norte de Poniente. Se trata de un muro de hielo de unos 200 metros de alto y 300 millas de largo. Más allá del Muro viven salvajes y otras criaturas, y poco y nada se sabe de esa zona. Para proteger el Muro está la Guardia de la Noche, hermanos juramentados que no pueden desertar (se castiga con la muerte) y no pueden tomar esposa o tener hijos. Es algo habitual que gente condenada a muerte se le dé a elegir "vestir el negro" (las ropas habituales en la Guardia), así que no es precisamene la crème de la crème la que guarda el Muro.


Quedaros con esta cara
Jaime Lannister y el Trono de Hierro, al final de la Guerra del Usurpador (anterior al libro).


Algo a tener en cuenta de esta saga es su narrativa. Cada capítulo está contado desde el punto de vista de un personaje, y todos empiezan con su nombre. A lo largo de la saga vas viendo los puntos de vista de unos y otros, contados en tercera persona y limitándose a lo que vive y conoce cada uno. Lo cierto es que resulta un modo muy dinámico de narrar y engancha en seguida.
Por otro lado los personajes son todo menos planos. Todos tienen su pasado, sus motivaciones y sus objetivos, y trazarán sus planes para conseguirlos. Algo que me fascina de esta saga es cómo los personajes están al servicio de la historia y no te encuentras deus ex machinas.

En fin, que si todavía no has leído Juego de Tronos, ¿a qué esperas?


Collapse )
  • Current Music
    Battlelore - Sons of Riddermark
  • Tags